El cliente actual de supermercado exige agilidad y una experiencia única. Aunque los medios de pago se diversifican, el pago en metálico sigue siendo de los más usados habitualmente y digitalizar el efectivo supone grandes ahorros en tiempo y dinero. El coste que suponen las pérdidas desconocidas, el tiempo dedicado al conteo de efectivo en el cierre de caja y el traslado de la recaudación al banco hace que cada vez más supermercados inviertan en soluciones automatizadas para gestionar los procesos relacionados con el efectivo.

 
 

Principales beneficios

Seguridad: Caja fuerte inteligente para el depósito de la recaudación de todos tus puntos de venta. Libera a tus empleados de la responsabilidad de llevar al dinero al banco.

Digtalización: Podrás consultar y exportar online todos los movimientos de la recaudación de tus empleados para agilizar el cuadre del efectivo

Eficiencia: Ahorra tiempo en el conteo manual de la recaudación, el cuadre de tus puntos de venta y desplazamientos a banco.

Control: Nuestra solución te asegura la trazabilidad y disminuyen la pérdida desconocida.

Liquidez: Consigue liquidez para el pago a proveedores u otros gastos con el ingreso automático de la recaudación.

Transparencia: Visualizarás a tiempo real todos los ingresos efectuados en tus cajas.