Sistemas CCTV: elementos clave del análisis de videovigilancia

La seguridad es un factor clave a tener en cuenta en tu negocio. En ese sentido, una de las formas más fáciles y económicas de hacerlo será mediante el análisis de vídeo. Abarca no solo el control de superficies y del perímetro de tu empresa, sino también el control de procesos de producción.

Se ha demostrado que delitos como los robos descienden gracias a la implementación de estas medidas de seguridad. Contar con empresas con experiencia en el sector, como Prosegur Security, es la clave para mantener la tranquilidad en tu negocio, puesto que saben planificar las necesidades de tu empresa y ofrecerte servicios innovadores de seguridad.

¿Cómo funciona un sistema de CCTV?

Los sistemas CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) se basan en la implantación de cámaras que se ubican en zonas específicas. Normalmente, un análisis de vulnerabilidades será el encargado de decirte cuáles son los lugares que más podrían beneficiarse del uso de cámaras dentro de tu empresa. Una vez colocadas, estos dispositivos enviarán las imágenes a nuestro SOC (Security Operations Center) para realizar un seguimiento en remoto y en tiempo real de tu negocio.

El objetivo es conseguir altos niveles de seguridad a precios competitivos. Esto es posible gracias a que los sistemas se pueden complejizar más o menos en función de varios factores dependiendo de las necesidades de cada cliente. De esta forma, se logra eficientar la inversión manteniendo los niveles de seguridad esperados.

Una de las ventajas del análisis de vídeo es poder controlar grandes espacios que tengan una gran afluencia de personas de forma remota y económica. Además, es la forma ideal de controlar recintos o puntos de acceso para prevenir incursiones no deseadas en la zona y tomar medidas de forma rápida y eficaz. Asimismo, podrás comprobar personalmente lo que esté ocurriendo en el sitio donde esté instalado el sistema a través del ordenador, tablet o incluso desde tu smartphone.

Por otro lado, este sistema ofrece la posibilidad de almacenar los eventos grabados de forma segura, posibilitando posteriores análisis de vídeo si fuese necesario.

 

Elementos para un correcto análisis de vídeo


Equipos de última tecnología

Para garantizar el correcto servicio, las imágenes deben ser nítidas, claras y que permitan controlar la zona de manera eficaz.

Para ello, en la instalación hay que prestar atención a detalles como la iluminación de la zona que se graba o que el enfoque de la cámara sea el más adecuado. Lo ideal es contar con una empresa que ofrezca un mantenimiento del equipo (incluso en remoto) para que siga funcionando en las mejores condiciones. En este sentido, lo mejor es confiar en empresas que tengan a sus espaldas experiencia y casos de éxito en materia de seguridad.

 

Tele-rondas

La instalación de las cámaras por parte del equipo técnico es el primer paso en materia de seguridad. Para que el sistema funcione lo mejor posible, es recomendable establecer tele-rondas para comprobar que todo está yendo como debería.

Los vigilantes analizan el vídeo para detectar cualquier anomalía que se produzca en la zona, respondiendo a posibles amenazas y tomando medidas en caso necesario. Además, el equipo encargado de las tele-rondas, también deberá poder hacerlo a demanda del cliente. De esta manera, se garantiza la seguridad en cualquier momento con una prevención óptima.


Respuesta ante incidentes

Por último, además de la instalación, el mantenimiento y el propio análisis de las imágenes, está la respuesta ante un incidente para alcanzar una seguridad integral. En este punto, también es imprescindible contar con un equipo que tenga una buena gestión de flota y pueda hacer frente a posibles incursiones.

Lo ideal es que la empresa que proporciona el sistema de CCTV ofrezca otro tipo de servicios como vigilancia móvil (rondas de vigilancia presencial en horario aleatorio), para que la respuesta sea más rápida y eficaz.

De esta manera, este tipo de sistemas y la forma en la que se gestionan, logra cubrir las necesidades principales de seguridad. Integrar sistemas de CCTV supone un ahorro económico al contribuir con que todo funcione como debería y aporta la tranquilidad de saber qué está ocurriendo en cada momento.

¿Quieres saber más sobre nosotros? Conoce todo lo que podemos hacer por tu seguridad