Medidas de seguridad en estaciones de esquí

El esquí es el rey de los deportes invernales. Cada año, cientos de aficionados se reúnen en las pistas para practicar este deporte y este año no será una excepción. De hecho, algunas fuentes del sector señalan un aumento de la inversión para esta nueva temporada debido a la gran afluencia que se espera. No obstante, para que todos puedan disfrutar de este deporte y no surja ningún problema, las estaciones de esquí deben contar con unas medidas de seguridad bien establecidas.




Control de accesos, la primera medida de seguridad de las estaciones de esquí

Este sistema garantiza que solo las personas con un forfait válido puedan entrar en las pistas, además de asegurar que lo hacen dentro de la franja horaria seleccionada en un principio.

Asimismo, el control de accesos también evita el fraude de que varias personas utilicen el mismo pase a las pistas. Esta situación no solo puede poner en riesgo la seguridad al permitir el acceso de personas no identificadas a las instalaciones, sino que también puede suponer un gran quebranto económico a la estación.

Por otro lado, el control de accesos es uno de los sistemas más cómodos para permitir que solo los empleados entren en determinadas zonas. Algunos lugares, como las áreas que contienen la maquinaria para hacer funcionar el telesilla o donde se guarda el equipo, podrían estar altamente desprotegidos e incluso generar situaciones de riesgo si no cuentan con este sistema.

 

La analítica de vídeo en la seguridad de las pistas de esquí

Aunque a priori la analítica de vídeo pueda parecer un elemento más dentro de la seguridad de las pistas de esquí, lo cierto es que su función puede resultar clave en determinadas situaciones. Esta tecnología tiene la ventaja de poder identificar de forma rápida y precisa objetos y personas dentro de una secuencia de vídeo.

Además de poder encontrar de forma ágil a personas dentro de grandes grupos, la analítica de vídeo también puede resultar imprescindible para localizar a esquiadores que hayan abandonado la pista o que no se conozca su ubicación.

Por otro lado, sigue siendo un excelente sistema de detección de intrusos y antirrobo. Gracias a la Inteligencia Artificial, puede ser colocado tanto en exteriores como en interiores filtrando y discriminando entre los movimientos humanos y los causados por el viento o la nieve.

 

Los drones, una de las herramientas de seguridad más útiles en las estaciones de esquí

Otra de las grandes herramientas para mantener unos niveles elevados de seguridad en las estaciones de esquí son los drones. Gracias a estos dispositivos es posible controlar a vista de águila todo lo que está sucediendo en las pistas, así como desplazarse rápidamente a otro lugar en caso de ser necesario.

Una de las mayores ventajas de su uso es el de poder localizar a personas que se encuentren fuera de pista o en zonas de difícil acceso, pudiendo hacer barridos por grandes áreas y buscar más fácilmente a personas que se hayan extraviado.

Muchos drones incorporan a su vez elementos como tecnología IA para un reconocimiento más rápido de una zona o tienen la capacidad de transportar botiquines. Por ello, su uso está cada vez más extendido en las estaciones de esquí y empiezan a considerarse un elemento fundamental para mantener la seguridad de las mismas.

 

El IoT revoluciona la seguridad de las estaciones de esquí

Existen muchos avances en materia de seguridad, pero uno de los más revolucionarios está relacionado con la tecnología IoT (Internet of Things). En el caso de las estaciones de esquí, su principal función es la de integrarse con sensores que se colocan en las pistas y recopilar información sobre la temperatura y la densidad de la nieve. De esta forma, la tecnología IoT permite informar en tiempo real sobre las condiciones y seguridad de las pistas.

Asimismo, esta tecnología también permite conocer de forma precisa el nivel de ocupación de todas las instalaciones, tanto de las pistas de esquí como de los restaurantes. No solo ofrecen información útil a los esquiadores, sino que también permiten a las estaciones gestionar mejor los recursos e incrementar las medidas y personal de seguridad en las zonas que estén teniendo una mayor afluencia.

 

La importancia del control de aforo en las estaciones de esquí

El objetivo es el de evitar aglomeraciones que hagan difícil la gestión de situaciones delicadas y generen riesgos innecesarios. Respecto a la manera de llevarlo a cabo, si se han implementado las medidas mencionadas, como un sistema eficiente de control de acceso o la implementación de sensores con tecnología IoT, la estación de esquí siempre contará con información actualizada al respecto.