¿Cuál es la percepción de la Seguridad Privada en España?

Un reciente estudio llevado a cabo por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser) pone de manifiesto un gran dato para el sector de la seguridad privada: la mayoría de las personas se sienten más seguras en espacios que cuentan con un vigilante de seguridad

Este estudio arroja muchos datos de interés sobre la percepción que tiene la población respecto a la seguridad privada. Dada su relevancia y conclusiones, desde Prosegur Security analizamos cuáles son los puntos clave.

Nueve de cada diez españoles se sienten seguros en entornos con seguridad privada

Este es uno de los datos más relevantes del informe que ha elaborado Aproser. Según dicho estudio, el 86% de los españoles encuestados se sienten seguros o muy seguros en espacios que disponen de un servicio de seguridad privada. Este es un gran indicativo de lo que puede aportar la presencia de un vigilante en un determinado entorno.

No es la primera vez que se lleva a cabo un estudio de estas características. Hace cinco años la misma asociación realizó una encuesta idéntica y los resultados se situaron en torno al 79%. En este sentido, la percepción de seguridad ante la presencia de un vigilante se ha incrementado con el paso del tiempo. 

Por otro lado, el estudio también refleja que tres de cada cuatro personas encuestadas tienen una opinión positiva sobre los vigilantes del sector de la seguridad privada. En el otro extremo, tan solo un 3% de los encuestados tiene una opinión negativa sobre el personal de seguridad privada.

Podría especularse que estamos ante datos meramente puntuales. No obstante, el estudio nos muestra que el 77% afirma no haber cambiado de opinión. Además, arroja otro dato muy positivo para el sector: la percepción en torno a los vigilantes de seguridad había mejorado en un 17% de los encuestados.

La vigilancia privada y los cuerpos de seguridad, dos caras de la misma moneda

Respecto al desempeño de las labores de vigilancia, el 63% considera que los vigilantes de seguridad complementan la labor de la Policía y la Guardia Civil. Este dato pone de manifiesto la importancia del trabajo de los vigilantes, que trabajan de forma coordinada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

De hecho, respecto a la seguridad ciudadana, el 84% cree que aumenta gracias a la presencia de vigilancia privada. Un dato crucial no solo por lo que representa de por sí, sino también por la gran aceptación que hay acerca de la presencia de vigilancia privada en espacios y actos públicos. Por otro lado, y completando las labores de vigilancia, el 81% de los encuestados piensa que se les puede pedir ayuda si la necesitan, dado que los vigilantes reaccionan de forma colaborativa.

Vigilancia privada por sectores

Los datos sobre la percepción de la vigilancia privada, aunque positivos en todos los casos, tienden a diferir dependiendo del contexto. En concreto, las mejores valoraciones las han obtenido los vigilantes apostados en hospitales o centros de salud, seguidos de los que están desplegados en bancos y cajas de ahorro, así como en aeropuertos y edificios comerciales. 

A nivel global, el estudio también refleja que el 75% opina que no hay suficientes vigilantes de seguridad por habitante en España, siendo necesario que su número se equipare al de otras regiones de Europa. En este sentido, la media europea es de un vigilante por cada 250 habitantes, frente a la media española, que es de uno por cada 600.

Conclusiones del estudio

Tal y como indican los datos previos, la opinión de los españoles sobre el sector de la seguridad privada no solo es positiva, sino que ha mejorado significativamente con el paso de los años. Por otro lado, la realidad muestra que el número de vigilantes en España sigue siendo muy bajo en comparación con otros países europeos, lo que indica que el sector tiene un gran margen de crecimiento. Asimismo, otra conclusión destacable de estos resultados es que los españoles perciben a los vigilantes como un elemento que proporciona seguridad y atención en caso de necesidad, siendo fiables y eficaces.

La función de seguridad privada es esencial, por lo que es fundamental seguir trabajando para mantener estos estándares y asegurar un nivel de seguridad óptima en todo tipo de espacios y situaciones.