Parking Inteligente, una apuesta para mejorar la experiencia y seguridad de los usuarios

La revolución tecnológica ha llegado a casi todos los aspectos de nuestra vida y, por tanto, a los servicios que brindan las empresas. En este marco, podemos hablar del parking inteligente como una nueva forma de entender la movilidad urbana.

Tal es la relevancia y alcance de los proyectos de este tipo, que algunas ciudades españolas como Alicante ya cuentan con el Smart Parking dentro de su partida presupuestaria. Las ventajas que aporta son percibidas tanto por los usuarios finales que utilizarán el servicio como por los propietarios del mismo. El nivel de automatismo mejora la experiencia de los conductores, el nivel de seguridad del recinto y logra un ahorro de los costes a medio y largo plazo para los gestores y propietarios.

Por ello, desde Prosegur Security queremos contarte todo lo que este tipo de parking puede ofrecer.

Diferencias entre un parking inteligente y un parking clásico

Los aparcamientos clásicos o tradicionales son aquellos que no incorporan la tecnología en la gestión integral de sus servicios. Se diferencian de los aparcamientos inteligentes por no proporcionar ciertos servicios de interés para el usuario como información sobre la disponibilidad de plazas, la reserva a través del dispositivo móvil, el reconocimiento automático de la matrícula o el pago de los servicios de forma digital.

En los aparcamientos inteligentes, la implementación de sensores, lectores de matrícula, dispositivos de localización y cámaras de videovigilancia (entre otros dispositivos), proporcionan unos servicios y comodidades extra tanto para el usuario como para el propietario del recinto, convirtiéndose así en una solución mucho más completa y eficiente.

Dentro de la multitud de opciones que ofrecen este tipo de soluciones, se encuentran desde la gestión integral del parking (reconocimiento de matrículas, apertura automática de barreras, información del vehículo, gestión de listas, alarmas, etc.), hasta la videovigilancia en remoto o el guiado de parking, que mejora la experiencia del usuario proporcionándole información de valor (plazas disponibles, ubicación de su vehículo, pantallas de guiado, etc.).

Gracias a la implementación de la tecnología, incrementamos las funcionalidades y servicios en comparación con los prestados en un parking tradicional, ofreciendo una mejor experiencia para los clientes.

El cuidado del medio ambiente

Otro punto a destacar dentro de las ventajas que aporta un parking inteligente respecto a un parking tradicional es, sin duda, la de reducir nuestra huella ecológica. Su sistema de gestión de aparcamientos (en el que puedes incluso reservar una plaza a determinada hora), logra que la movilidad con el coche se reduzca. En los parkings clásicos o al tratar de buscar aparcamiento en la vía pública, suele ser necesario dedicar un tiempo a buscar sitio. Durante ese periodo, el motor permanece encendido emitiendo gases contaminantes. Por ello, el parking inteligente ayuda a reducir la polución de las ciudades, reduciendo a la par el consumo de combustible.

La comodidad del usuario

La comodidad es probablemente la primera mejora que notarán los conductores al usar estos estacionamientos. El parking inteligente es prácticamente un espacio domótico en el que los servicios se pueden controlar por el móvil o por los dispositivos tecnológicos implantados en el recinto y se gestiona de forma fácil y sencilla.

El primer punto en torno a la comodidad se da a la hora de reservar una plaza, ahorrando tiempo y recursos al usuario. Una vez reservada, el acceso, registro de la matrícula y la identificación del conductor se hacen de forma automática mediante sensores.

Otra ventaja que añade comodidad en los parkings de este tipo es la de poder buscar mediante la matrícula el lugar donde has aparcado. En grandes espacios, puede suceder que el conductor no recuerde con exactitud la localización del vehículo. De esta manera no solo obtendrá una imagen de su ubicación, sino también una serie de indicaciones para llegar hasta él.

El pago también puede ser realizado a través del teléfono móvil, en cuyo terminal se descargará la factura y la información referente al estacionamiento.

Todo ello, ofrece un sistema unificado en el que no debes preocuparte por buscar sitio, encontrar la plaza asignada, gestionar el pago o de los problemas asociados a la posible pérdida del ticket.

 

Tu parking siempre vigilado

Otra de las grandes ventajas de un parking inteligente es el nivel de seguridad que proporciona. La primera línea de seguridad de los parkings es la videovigilancia en remoto, que permite controlar el recinto detectando cualquier daño o posible incidente que pueda surgir, quedando registrado para proporcionar un mayor control y seguimiento. Además, al tratarse de una efectiva medida disuasoria, la implantación de sistemas de videovigilancia reduce de forma significativa los incidentes que puedan producirse.

Por otro lado, los sensores detectan cualquier movimiento no autorizado de un vehículo. En caso de producirse, se activaría un protocolo desde el Security Operations Center (SOC) que verificará en tiempo real la incidencia, gestionando y coordinando la intervención en caso de que fuese necesario.

Además, gracias a la tecnología implantada en el recinto, es posible registrar datos de paso, flujo, tiempos de permanencia, conteo de personas y detección de vehículos en zonas prohibidas u objetos desatendidos. Toda esta información se reporta a través de informes en tiempo real a los clientes, para ayudarles en la toma de decisiones que afectan a sus sistemas de seguridad y a los procesos críticos de continuidad de negocio.
 

¿Quieres saber más sobre nosotros? Conoce todo lo que podemos hacer por tu seguridad.