PCI 2

No todas las empresas tienen las mismas necesidades en lo que a seguridad se refiere. Algunas empresas tienen como prioridad la protección de sus datos ante posibles incidentes de ciberseguridad y requerirán estrategias integrales en este sentido. Otras, necesitan tener protegidas sus instalaciones ante posibles entradas no autorizadas. Pero todas las tipologías de empresas deben de protegerse contra los incendios, Manteniendo la integridad de sus instalaciones y lo que es mucho más importante, garantizando que las medidas contra incendios son las necesarias para cuidar de las personas que se encuentran en su interior o en sus cercanías.

Los sistemas de protección y prevención contra incendios se han beneficiado de los avances tecnológicos de los últimos años. Descubre cuáles son los sistemas de protección contra incendios que deberías considerar instalar en tu empresa.

 

La prevención de incendios: una tarea esencial en la seguridad de una empresa

Puede sonar a tópico, pero la prevención de los incendios es una de las partes más importantes de la estrategia de nuestra empresa. Aquí entran en juego una serie de medidas que pueden ayudarnos a proteger los bienes materiales de nuestra compañía y, por supuesto, salvar vidas.

Además de a nivel de seguridad y personal, la empresa debe tener en cuenta que el sistema de PCI (Protección Contra Incendios) debe Cumplir con la normativa vigente y que los sistemas tengan pasados correctamente los mantenimientos, así como cualquier otro componente de la instalación.

A nivel económico, no contar con una instalación de los sistemas PCI correctamente homologada y en buen estado, puede conllevar la pérdida de derecho a recibir cualquier tipo de indemnización en este tipo de accidentes por parte de las compañías aseguradoras.

No todas las empresas tienen las mismas necesidades en lo que a seguridad se refiere. Algunas empresas tienen como prioridad la protección de sus datos ante posibles incidentes de ciberseguridad y requerirán estrategias integrales en este sentido. Otras, necesitan tener protegidas sus instalaciones ante posibles entradas no autorizadas. Pero todas las tipologías de empresas deben de protegerse contra los incendios, Manteniendo la integridad de sus instalaciones y lo que es mucho más importante, garantizando que las medidas contra incendios son las necesarias para cuidar de las personas que se encuentran en su interior o en sus cercanías.

Los sistemas de protección y prevención contra incendios se han beneficiado de los avances tecnológicos de los últimos años. Descubre cuáles son los sistemas de protección contra incendios que deberías considerar instalar en tu empresa.

 

La prevención de incendios: una tarea esencial en la seguridad de una empresa

Puede sonar a tópico, pero la prevención de los incendios es una de las partes más importantes de la estrategia de nuestra empresa. Aquí entran en juego una serie de medidas que pueden ayudarnos a proteger los bienes materiales de nuestra compañía y, por supuesto, salvar vidas.

Además de a nivel de seguridad y personal, la empresa debe tener en cuenta que el sistema de PCI (Protección Contra Incendios) debe Cumplir con la normativa vigente y que los sistemas tengan pasados correctamente los mantenimientos, así como cualquier otro componente de la instalación.

A nivel económico, no contar con una instalación de los sistemas PCI correctamente homologada y en buen estado, puede conllevar la pérdida de derecho a recibir cualquier tipo de indemnización en este tipo de accidentes por parte de las compañías aseguradoras.

 

seguridad

 

Los sistemas de protección contra incendios: definición y tipos 

El plan de protección contra incendios que debemos implementar en nuestra compañía debe tener en cuenta las debilidades actuales, cómo corregirlas y el despliegue de todas las medidas que consideremos adecuadas. Todas ellas se encuentran recogidas en la normativa estatal de protección contra incendios, una normativa o conjunto de normativas que contemplan todos los parámetros que debemos conocer antes de desplegar el sistema de PCI. El plan tendrá en cuenta los tipos de materiales almacenados, la superficie a proteger, e incluso las condiciones meteorológicas generales que rodean la instalación, las salidas de emergencia, tipos de cerramientos, entre otros muchos puntos.

 

Los métodos pasivos de protección contra incendios

Tendremos que considerar los métodos pasivos de protección. Aquí debemos incluir especialmente los recorridos de evacuación, indicadores de distancia hasta una zona segura… pero también los materiales que tenemos en el suelo, techo y paredes. Debemos asegurarnos de que sean de difícil combustión para asegurar que el fuego no se propagará rápidamente en caso de incendio. Se sabe que Nerón, cuando ordenó la reconstrucción de Roma tras el gran incendio, obligó a que las casas fueran de piedra en lugar de madera. Además, dividió Roma en zonas separadas por calles más grandes. Se trata del primer plan de antiincendios conocido en la historia.

 

Los métodos activos de protección contra incendios

Se trata de los sistemas que son capaces de detectar y posicionar en una instalación un posible fuego. Hay de muchos tipos y todos ellos deben funcionar a la perfección en caso de que se desate un conato de incendio. No pueden fallar, por eso será tan importante su posición, como su mantenimiento. Existen de diferentes tipos.

Los métodos de detección incluyen aquellos que son capaces de detectar el incendio en sí. A los clásicos detectores de humos se le suman ahora las cámaras de visión térmica. Especialmente necesarios y útiles en industrias químicas donde los productos son volátiles y las atmosferas de trabajo deben ser especialmente controladas, evitando así intoxicaciones de producto y personal o para evitar acumulaciones de gases explosivos.

Es importante también colocar sistemas de alerta y señalización en todo nuestro recinto. En caso de que aparezca un fuego, un pulsador de incendio puede ser usado por un trabajador para dar la alerta en cualquier momento. Así mismo, las indicaciones con alarmas sonoras y megafonía pueden alertar a todo el personal de que debe procederse a la evacuación de espacio.

Por último, la instalación de extintores servirá para intentar apagar el incendio cuando aún es controlable, pero cuidado: si el fuego va a más, será necesario avisar al cuerpo de bomberos de la zona y activar los sistemas de contención del fuego. Así, el incendio sólo afectará a una zona y no se extenderá. ¿Cómo lo podemos lograr? Dependiendo del tipo de edificio, podemos emplear puertas cortafuego, presurización de pasillos que mantengan la presión más elevada que las zonas colindantes evitando así que el humo pueda extenderse.