Las farmacias cuentan con una actividad especial donde se necesitan varios empleados trabajando a la vez y diferentes turnos para atender la demanda de medicamentos por parte de la ciudadanía. Todos ellos realizan las gestiones de cobro en diferentes cajas registradoras y admiten diversos métodos de pago. Un escenario que complica el cuadre de caja día tras día y que hace perder mucho tiempo al personal del establecimiento. Por este motivo, invertir en soluciones de gestión del efectivo que compatibilicen seguridad, eficiencia y liquidez se torna necesario para agilizar los procesos y poder ofrecer al consumidor una experiencia más satisfactoria.

 
 

Principales beneficios

Seguridad: Caja fuerte inteligente para el depósito de la recaudación de todos tus puntos de venta. Libera a tus empleados de la responsabilidad de llevar al dinero al banco.

Digitalización: Podrás consultar y exportar online todos los movimientos de la recaudación de tus empleados para agilizar el cuadre del efectivo

Eficiencia: Ahorra tiempo en el conteo manual de la recaudación, el cuadre de tus puntos de venta y desplazamientos a banco.

Atención: Aumentarás la disponibilidad de tus empleados para mejorar el servicio en el establecimiento.

Liquidez: Consigue liquidez para el pago a proveedores u otros gastos con el ingreso automático de la recaudación.

Transparencia: Visualizarás a tiempo real todos los ingresos efectuados en tus cajas.