Consejos de seguridad para tu almacén

Hay que tener en cuenta múltiples variables para que un almacén funcione correctamente. No obstante, un punto crítico al que no se suele prestar atención (a pesar de ser de vital importancia), son las normas básicas de seguridad. Sin estas, lo que debe ser un proceso bien definido y eficiente podría convertirse en una pérdida de tiempo y de recursos para cualquier empresa logística. Por ello, desde Prosegur Security te ofrecemos algunas pautas para mejorar la seguridad en tu almacén.

 

Seguridad en un almacén: empieza por lo imprescindible

Al estudiar las normas básicas de seguridad en un almacén, deberías comenzar por la prevención de incendios. Es clave contar con el material de protección contra incendios adecuado. Existen diferentes formas de prevenir, detectar o apagar un foco de fuego para frenar su avance, por lo que será necesario realizar un estudio de necesidades adaptado a tu almacén antes de instalar un sistema contra incendios.

Poniendo como ejemplos casos concretos, no es recomendable apagar un fuego de materiales químicos de la misma forma que apagarías un fuego generado por un problema eléctrico. Para elegir el equipo adecuado, deberás tener en cuenta el tipo de producto almacenado y contar con varios medios de prevención y extinción de incendios en caso de ser necesario.

También es importante contar con salidas de emergencia bien señalizadas que no estén en ningún momento obstaculizadas por la mercancía del almacén. Lo ideal es que los empleados las conozcan bien gracias a simulacros de evacuación periódicos y a la colocación de planos explicativos.

 

Prevención de riesgos laborales, un elemento clave entre las normas básicas de seguridad en un almacén

Como base, es necesario proporcionar formación específica en riesgos laborales de forma periódica y actualizada. De esta manera, todos los empleados de tu empresa sabrán qué deben hacer en su día a día y cómo actuar en caso de que surja cualquier incidente. Además de la formación, debemos proporcionar la maquinaria, material y protección individual adecuados para el desarrollo del trabajo. Son fundamentales las revisiones periódicas de los equipos de seguridad para comprobar que se encuentran en correcto estado, sin poner en riesgo la salud de ningún empleado.

Por otro lado, es fundamental no sobrecargar las estanterías y mantener una distancia de seguridad al manipular las cargas. También se recomienda mantener el material lo mejor organizado posible y tener despejadas las áreas de paso.

 

Control del perímetro, un imprescindible para mantener la seguridad del almacén

En lo relativo a la seguridad de la mercancía y la prevención de robos o intrusiones, una de las principales acciones a tener en cuenta es el control del perímetro que rodea el almacén y los principales puntos de acceso a la propia instalación. Quizá lo más básico en cuanto a este tipo de seguridad sea contar con un sistema de videovigilancia.

Existen infinidad de tipos de sistemas en el mercado, por lo que deberás encontrar el que se adapte específicamente a tu situación y necesidades. Lo ideal sería contar con un sistema que te avise de la intrusión en tiempo real, que te permita ver las imágenes desde cualquiera de tus dispositivos y que, además, esté gestionado por alguna empresa de seguridad para que avise a las autoridades en caso de ser necesario.

Por otro lado, la vigilancia presencial también puede ser una buena opción, ya que incrementa los niveles de seguridad y es un elemento disuasorio muy efectivo. Dentro de los servicios de vigilancia, puedes optar por un modelo tradicional en el que el vigilante se encuentra en tu recinto de forma ininterrumpida, o bien por modelos más flexibles como la Vigilancia Móvil, que consiste en la realización de rondas de vigilancia presencial (en interiores y/o exteriores), en horarios fijos o aleatorios en función de las necesidades y metodología acordadas con el cliente. Este modelo de servicio se presenta como una opción mucho más económica, puesto que los recursos son optimizados por zonas geográficas y se desplazan en función de las necesidades o plan de rondas programado.

 

 

Control de accesos, una de las normas básicas de seguridad en un almacén

Además de las intrusiones por el perímetro, otro elemento importante es el control de accesos, ya que no contar con ellos puede suponer una brecha importante de seguridad. Dicho control de acceso puede ser llevado a cabo por diversos medios, desde personal de seguridad de forma presencial hasta tecnología que verifique que la persona que está entrando en las instalaciones es un empleado o una persona autorizada a entrar en el recinto.

La combinación de diferentes sistemas de seguridad generará un entorno seguro y controlado, con los riesgos minimizados tanto para la empresa como para los trabajadores.

 

¿Quieres saber más sobre nosotros? Conoce todo lo que podemos hacer por tu seguridad