Automatización del Efectivo

Se trata de la implantación de modelos integrales y optimizados para la gestión del efectivo basados en la utilización de la tecnología para la automatización de dicha gestión. 

Este modelo propone la externalización de la cadena de valor del efectivo del negocio, dejándola en manos de personal, estructura y tecnología especializados. De esta manera se busca dotar al cliente de una optimización en la gestión que le repercutirá principalmente de las siguientes ventajas:

Eficiencia en los procesos internos

  • Optimización y reducción de costes operativos en gestión de efectivo
  • Reducir los riesgos en el punto de venta de robo de efectivo
  • Establecer controles sólidos de contaje de efectivo
  • Aumentar el servicio a cliente final poniendo a su disposición máquinas de cobro y pago
  • Reducción del coste de oportunidad del inmovilizado de efectivo en los puntos de venta
  • Reducción de costes financieros asociados al excedente de inmovilizado de efectivo en puntos de venta
  • Interlocución única con el cliente para todo el proceso de planificación de efectivo.

Productos:

  • Back Office. Automatización de efectivo: Implantación de dispositivos de automatización con valor añadido para el contaje, trazabilidad, optimización y control procedimental y almacenamiento de la recaudación del negocio en cash office. 
  • Front Office. Automatización de efectivo: Implantaciones de quioscos de auto-pago y soluciones de auto-venta en caja integradas con el POS del establecimiento.
  • Cash Center. Centros comerciales: Hemos desarrollado una solución de gestión de efectivo para los comercios ubicados en los centros comerciales, tanto para cubrir las necesidades de recaudación del efectivo, como para el Cambio. Es un nuevo modelo, diferente al tradicional de la logística de valores, llamado Cash Center. La idea es dotar a los centros comerciales de una nueva solución para evitar desplazamientos a entidades bancarias que están lejos y evitar así costes en desplazamientos y riesgo de atraco a los/las encargadas de tienda. Se trata de dos máquinas con aspecto similar a un cajero automático, una para el ingreso de billetes y otra para el ingreso de monedas.